Mascarilla y niños en el colegio

2021-05-31T07:22:26-05:00Artículos de Interés|

Ya en muchas escuelas se está volviendo parcialmente a clases y tratando de retomar esta actividad es obligación llevar la mascarilla para ir a la escuela esto los papas los vemos como un engorro para la mayoría de los niños. Pero  ¿Cómo conseguir que vean el uso de la mascarilla como algo positivo?

Sigue nuestros siguientes trucos para que tu hijo se ponga la mascarilla sin problema.

  1. Los padres deben ser un ejemplo a seguir:

Uno de los problemas más significativos de que los niños no quieran llevar la mascarilla reside en que el adulto se queja de lo engorroso que es y transmiten este sentimiento a los niños. Es importante que los padres cooperen y den un ejemplo positivo a sus hijos. Si reciben estímulos positivos sobre la mascarilla, los niños la verán de forma más amable.

  1. Practicar para llevar la mascarilla por un tiempo:

Llevar la mascarilla varias horas seguidas en la escuela puede ser algo cansón, especialmente durante los primeros días de clase. Es aconsejable que los niños practiquen el tener que llevar la mascarilla muchas horas en casa, de forma que cuando tengan que acudir al colegio estén más familiarizados.

  1. Déjalo elegir la mascarilla:

Existen un montón de mascarillas para elegir: con muchos colores y diseños divertidos. Involucra a tu peque en la elección de una que le guste De esta manera la mascarilla puede convertirse, en un accesorio que lleve con naturalidad.

  1. Verse al espejo:

Verse con la mascarilla en el espejo los ayuda especialmente a los niños pequeños, que pueden verse raros con la mascarilla puesta. Así pues, puede ser de gran ayuda poner al niño frente a un espejo para que vea cómo le queda y explicarles y hasta hacer un juego de reconocimiento que permite que llevar la mascarilla sea mejor aceptado por el niño.

  1. Mascarillas para los muñecos y peluches:

Otra manera divertida de conseguir que el niño acepte mejor llevar mascarilla es convertirla en un elemento familiar en casa, con los muñecos por ejemplo. Puedes ponerle mascarillas a los peluches y los muñecos con los que juega el niño para que así vea el uso de esta prenda como algo muy normal.

  1. Jugar con agua:

Si la mascarilla que lleva el niño es de tela, realiza con él un juego: que te ayude a limpiarla por ejemplo. Anímalo a enjabonarla y lavarla para que se divierta con el agua. Así, frotando la mascarilla, enjabonándola y sumergiéndola, el niño se divertirá jugando y verá la mascarilla como parte de la diversión del juego y le podrás explicar sobre el aseo.

 

Editores Primeros Pasos

Ir a Arriba