Guía práctica – la fiebre de mi bebé

2021-03-07T11:20:00-05:00Bebés, Consejos prácticos|

Es muy común como papás que estemos pendientes de cualquier cambio o incomodidad en nuestros hijos, y la fiebre es una de esas cosas que prenden todas nuestras alertas.

Los resfriados son muy comunes en niños por diferentes razones y la fiebre es algo muy común y por sí sola no debería preocuparte.

Para decirlo de alguna manera: es un mecanismo de defensa natural y significa que el organismo de tu hijo está funcionando como debe y se está defendiendo de infecciones.

Una temperatura normal en los niños puede ser de hasta 37.5 ºC (si se toma la temperatura vía oral o axilar), y muchas veces en cuanto pasa de eso ya queremos salir corriendo al doctor para que nos confirme que todo está bien y no quedarnos con la duda, pero en muchos casos es suficiente con cuidados en casa para que pase y tu hijo esté cómodo.

Se entiende la preocupación sobre todo cuando son papás primerizos, pero sí hay casos en los que, si tienes que buscar atención médica, y aquí te dejamos algunos para que estés al pendiente:

  • La fiebre dura más de 48-72 horas
  • Vómito o náuseas
  • Cansado o somnoliento
  • Dificultad para respirar
  • Temperatura es mayor a 39 ºC
  • Dolores de cabeza
  • Aparecen erupciones en la piel
  • Padece de alguna enfermedad crónica grave (inmunodeficiencia, problemas del corazón, etc)
  • Pérdida de conciencia

Si estos fueran los casos junto con fiebre lo primero que tienes que hacer es mantener la calma y llamar a tu médico él te podrá guiar paso a paso para ayudar a tu bebé.

Pero si lo que tu hijo tiene es una fiebre común y corriente, los cuidados en casa pueden hacer maravillas. Asegúrate de que esté tomando suficiente agua y ten unas toallas húmedas a la mano. Consulta a tu médico que tipo de medicina te puede recomendar para tener siempre en casa.

 

Editores PP

Ir a Arriba