Escoger tu pediatra a tiempo

2020-11-12T04:55:26-05:00newsletters|

Hay decisiones dentro de la etapa del embarazo que no pueden ser tomadas a la ligera.  Son decisiones que se deben analizar más cuidadosamente antes de tomarlas; en especial, si se trata de escoger a esas personas que serán tus consejeros y guías en temas que tú desconoces y que necesitan la orientación y asesoría correcta para el bienestar ideal de tu bebé.  Una de estas decisiones de gran importancia es la elección de un médico pedíatra, que se convertirá en tu persona de confianza para todos los temas relacionados a la salud, alimentación, crecimiento y desarrollo, hábitos y comportamiento general de tu bebé.  Esta persona idónea debe ir de la mano contigo para aclarar tus dudas cuando las tengas y que te brinde la confianza que seguro buscas.

Al ser madre primeriza es probable que no conozcas de muchos pediatras por lo que es recomendable que comiences a pedir recomendaciones, ya sea con tus familiares o amistades que tengan bebés y te puedan ayudar a obtener referencias lo que te servirá como punto de partida.  También es muy probable que tu ginecólogo cuente con un equipo de trabajo que incluya un pedíatra lo que puede ser una opción para arrancar y ver si te sientes cómoda con él o ella.  

Ya para mitad del segundo trimestre de tu embarazo, puedes empezar la búsqueda del pedíatra.  ¿Por qué hacerlo tan temprano?  Porque la búsqueda de esta persona idónea toma tiempo, las citas prenatales no son tan rápidas como pensarías, y lo ideal es que puedas ver por lo menos a tres para que tomes una buena decisión.  Por lo tanto, lo primero que debes hacer es un listado de doctores candidatos que te llamen la atención y te gustaría conocer.  Puedes obtener esta información con las recomendaciones que te hacen tus amigos y conocidos de quiénes son sus pedíatras o si posees una póliza de salud, podrías optar por revisar los médicos que pertenecen a tu red, también tu ginecólogo puede darte luces de posibles doctores que te recomiende.  Una vez tengas este listado hecho, agenda citas y entrevistas con cada uno de ellos.  Si un médico no te acepta la entrevista, no es buena señal, así que bórralo de tu lista de inmediato y continúa con el resto.     

Son muchos los aspectos que van a influir a la hora de elegir el pedíatra para tu hijo, entre ellos están la primera impresión, accesibilidad y aspecto del consultorio, y por supuesto, tu intuición de lo que el doctor te haga sentir.  También es importante considerar:

  • Interés del pedíatra para con las necesidades del niño y los padres.
  • Pregunta por su disponibilidad en caso de emergencias.
  • Consulta en caso de que tengas alguna emergencia o consulta en días feriados y fines de semana qué debes hacer para localizarlo o las opciones que tienes.  Es importante conocer desde el principio que tan accesible será el doctor en caso tal de una enfermedad o accidente inesperado en que necesites localizarlo.
  • Si tiene algún suplente responsable en los casos que no esté disponible para atender.
  • Si el consultorio o local de atención te conviene y si el lugar es accesible para ti.  Es demasiado engorroso no tener la facilidad de llegar a una cita cuando no encuentras estacionamiento o el lugar se encuentra lejos.  
  • Si el conocimiento del médico en su experiencia con niños es amplio, podrá responder a todas tus interrogantes con seguridad, esto es clave.
  • Si eliges un pedíatra que no trabaja directo con tu ginecólogo, averigua cómo sería la dinámica para cuadrar la asistencia el día del parto, cómo se pondrían de acuerdo ambos doctores. 
  • Que te pueda brindar asesoría con especialistas en diferentes áreas en caso tal se presente alguna situación que lo requiera. 

Si en el camino te das cuenta que el doctor que elegiste no llena del todo tus expectativas, no hay problema, siempre lo puedes cambiar.  Recuerda que esta será una relación que va a perdurar muchos años, desde que tu bebé nace hasta la adolescencia; por lo tanto, tienes que sentirte lo más a gusto posible con la persona que elijas.  Se trata del desarrollo y bienestar de tu bebé en manos de un profesional, ¡Sigue tu intuición y escogerás sabiamente, ya lo verás!

Editores PP

Ir a Arriba