Guardería, Nana o Practica

2020-11-09T11:04:22-05:00newsletters|

Cuando se trata del cuidado de nuestro bebé sabemos que es una de las cosas más difíciles que tenemos que hacer, planificar y decidir.  La idea de que no hay nadie mejor que tú para cuidar de tu recién nacido es algo que no podemos quitar de nuestras cabezas, pero también reconocemos que las posibilidades de quedarse en casa con él la mamá o el papá, o dejarlo con los abuelos no están al alcance de todos y a no todas las familias les cuadra.  Así que para muchos llega un dilema ¿practica, niñera o guardería?  Pues todas soluciones tienen sus ventajas e inconvenientes.

Tanto para la guardería como para una niñera o practica se requiere de un presupuesto y en base a eso toca buscar las mejores opciones. Una buena guardería debe tener todos los papeles en regla. Y no debemos tener vergüenza en pedirlos porque exigir las máximas garantías en el cuidado de tu bebé es importantísimo.

La guardería debe ofrecer un espacio seguro con todos los permisos, seguros y un personal calificado.  Tu bebé debe recibir la atención adecuada de acuerdo con la edad en que lo estás registrando en la guardería, no es lo mismo un bebé de 6 meses que un niño ya de 1 año.

Una cosa que debemos tener en cuenta es, si el bebé se alimenta con leche materna, es que estén dispuestos a dársela y sepan hacerlo.  Otro tema que valorar es que por muy atentas y cariñosas que sean las cuidadoras es imposible que estén con todos los niños a la vez, por lo que es un proceso al cual tenemos que adaptarnos.  Si está enfermo no puede acudir a la guardería, pues contagiaría a otros niños y estará enfermo con bastante regularidad, porque es inevitable que se produzcan contagios cuando hay varios niños en un espacio cerrado, por más que se tengan todos los cuidados.  Eso, para los padres y madres trabajadores es un problema muy serio, pues los trabajos no suelen entender que un bebé malito tiene que quedarse en casa y sus padres tienen que poder atenderlo.

Una niñera en casa cubre estas necesidades, tu bebé estará menos expuesto a contagios y también podrás ir a trabajar si se pone malo.  Además, una niñera podrá jugar con él, darle la comida o consolarlo en exclusiva, estableciendo un lazo emocional con el niño que se apegará a ella y le tendrá cariño y confianza. Para los bebés esto es muy importante, suaviza la angustia de separación y les ofrece la atención personal que precisan a estas tempranas edades.

Una niñera sería más cara que una guardería. Y no siempre acertamos con la persona adecuada, que, ya sea por temas de gusto del trabajo o por temas de remuneración puede fallarnos cuando más la necesitemos. No se les pide una formación específica, y, aunque para cuidar a un niño no sea necesario, siempre es mejor que haya tenido algo de experiencia ya sea propia o cuidando otros bebés.  Muchas veces a la niñera se le pide que además de atender al bebé se haga cargo de las labores del hogar.  Sin embargo, ¿cuantas madres con un bebé tienen la casa extremadamente limpia después de una dura jornada con el pequeño?   Por eso, antes de pedirle a la niñera que limpie, cocine o lave, es conveniente plantearse si nosotros pudiéramos hacerlo a la perfección sin desatender al pequeño.  Así que, mejor, si se puede, encargarle la única tarea de atender al bebé. 

Importante que puedas establecer normas claras para el cuidado de tu bebé y estar atentos a que se cumplan. Puedes emplear las medidas que creas necesarias para asegurarte del bienestar de tu pequeño ya sea cámaras de seguridad, visitas rutinarias de tus familiares, todo esto ayuda a tener más control y seguro te hará sentir más segura por lo menos hasta que logres sentirte con mucha más confianza. 

En el caso de una practica es un poco diferente porque por lo general son personas que estudios especializados en enfermería y dedicas al bebe al 100% sin desviar su atención a otros quehaceres del hogar.  Por otro lado, trabajan por periodos reducidos como 2 a 3 meses, pero con este tipo de especialista tendrás la seguridad de evitar cualquier accidente o te sentirás mucho más segura y tranquila, ojo, siempre es importante que cuentes con referencias antes de que la contrates.

Editores PP

Ir a Arriba