Prepara tu maleta para llevar al hospital

2020-11-12T05:10:14-05:00newsletters|

¡Ya estás en la recta final!  Pronto conocerás a tu bebé, pero antes debes estar segura de que tienes listo todo lo necesario para la ida al hospital.  Son muchas las cosas que pueden suceder que estarán fuera de control, tal vez, te adelantes un poco a tu fecha probable de parto o te agarre desprevenida estando de compras o sucede una urgencia inesperada, no lo sabes; por lo tanto, es necesario que estés lo más preparada posible para que sea fácil para ti, tu pareja y familiares, poder manejar ese momento de tensión.

Por lo menos un mes antes de dar a la luz, generalmente en el octavo mes, debes empezar a preparar las diferentes maletas que llevarás al hospital.  Te recomendamos hagas tres maletas, una para ti, otra para la persona que te va a acompañar en el hospital y otra para el bebé.  Cada una de ellas debe contener los artículos y accesorios necesarios para antes, durante y después del parto.  

Te ofrecemos una guía de los artículos relevantes para que consideres incluirlos al momento de armar las maletas.

Para ti:

  • Tus documentos personales: cédula de identidad personal, controles prenatales si los tienes, carnet de seguro privado si tienes, papeles pre-llenados para la admisión en el hospital si adelantaste este trámite. 
  • Tu cartera con tus tarjetas de crédito o dinero en efectivo por cualquier situación que se presente.
  • Artículos de aseo personal: jabón, champú, desodorante, perfume, pasta y cepillo de dientes, cepillo de peinarse, maquillaje y polvos, labial, ganchos para el cabello si te gusta usarlos, cremas hidratantes para el cuerpo.
  • Si utilizas lentes de contacto, recuerda que durante el parto, el hospital no te lo permitirá, así que, lleva tus lentes de aro y tu estuche y agua para limpiar los de contacto, que ya podrás utilizar el día siguiente.
  • Lleva un paquete de las toallas sanitarias de tu agrado, ya que después del parto, quedarás con sangrado y podrías mancharte.  Asegúrate que sean lo suficiente absorbentes para evitar sentirte incómoda.
  • Una bata, dos o tres camisones dependiendo de los días de tu estancia, unas pantuflas, medias.  Escoge camisones cómodos que te den la libertad de estirarte y caminar si es necesario.
  • Ropa interior adecuada, pantis altos que te puedan cubrir la herida si eres parto por cesárea y que te brinden la comodidad que necesitas si eres parto normal, puedes optar por llevar 2 por día.  Un sostén de maternidad que se adapte a tus necesidades de lactancia o uno normal que sea bien cómodo.
  • También necesitarás almohadillas protectoras para los senos, que te ayudarán a no manchar tu camisón con tu leche materna.  Los primeros días solo producirás calostro antes que la leche materna salga, pero es mejor prevenir. 
  • Puedes llevar tu propia almohada si te gusta la idea, tu propia música para relajarte, revistas o libros para leer, tu celular para que puedas estar comunicada con el mundo exterior, o si tienes aparatos donde puedas ver alguna película o programa favorito como las tabletas, todo es válido.  No olvides los cargadores de tus dispositivos.
  • El hospital ofrece toallas, pero no está de más llevar la tuya propia.
  • La ropa y los zapatos con que vas a salir del hospital.  Puede ser un traje o combinación de pantalón y camisa cómoda, ya que tendrás todavía el abdomen pronunciado por el trauma sufrido en el parto y estarás adolorida.  Lo mismo aplica con los zapatos, escoge unas sandalias bajas que puedas manejar. 
  • Lleva tu ordeñador para que puedas extraer tu leche materna en el hospital y no salgas con los pechos inflamados.

Para tu acompañante:

  • Artículos para su aseo personal.
  • Dos o tres mudas de ropa en caso tal no pueda regresar a la casa por más.
  • Zapatos y medias.
  • Ropa interior.
  • Toalla.
  • Cámara fotográfica o de video.  Ese momento debe ser guardado para la historia.  
  • Dinero y algo para comer, ya que estarás mucho tiempo en el hospital.

Para el bebé:

  • La ropita con que va a salir del hospital.  Muchos padres mandan a confeccionar los atuendos con que saldrá su bebé del hospital, pero trata de que sean piezas prácticas como mamelucos enteros.  Si decides por algún otro, recuerda llevarle mediecitas y zapatitos.  Una gorrita para la cabeza por si el ambiente está muy fresco y una mantita para cobijarlo.
  • La carguera o el asiento del carro donde se va a colocar al bebé ya debe venir instalado en el auto.  Asegúrate de amarrarle bien el cinturón de la carguera o asiento.
  • El hospital regularmente proporciona la ropita que va a utilizar el bebé en su permanencia allí, sin embargo, permiten que los cambies para que reciba a sus visitas.  Agrega dos o tres pijamitas para estos momentos.
  • También es común que el hospital brinde los pañales y las toallitas húmedas que el bebé va a utilizar, pero no está de más que lleves las tuyas propias, solo si llegaran a necesitarse.

Editores PP

Ir a Arriba