Ser mamá a los 40 tendencia en aumento

2022-04-29T11:24:43-05:00Noticias|

La maternidad tardía es algo cada vez más habitual en nuestra sociedad y de hecho una tendencia que va en aumento.  Hoy en día, la mujer prioriza centrarse en su vida profesional y no decide tener hijos hasta haber conseguido una estabilidad económica.

 

Muchas mujeres muestran menos preocupación por quedar embarazadas ya pasados los 30 y 35 años debido a que la ciencia ha avanzado en los tratamientos de fertilidad, desde in vitro, pasando por óvulos congelados, entre otros tratamientos.  La carrera laboral de las mujeres se ha prolongado y el aplazar la maternidad es una manera de tener logros en este campo y a esa edad las mujeres tienen el imaginario de tener cierta plenitud y estar más dispuestas para concentrarse en la maternidad.

Los pros y ventajas de la maternidad a partir de los 40 años se relacionan con el momento vital de la futura madre. Con 40 es más habitual tener una estabilidad emocional y laboral, que te permite afrontar el proceso con más fuerza mental. ¡La madurez es siempre una virtud!

Las mujeres que deciden ser madres a los 40 han tomado la decisión de forma meditada y están muy convencidas; poseen una gran determinación y conocen muy bien los riesgos que implica antes de intentarlo. También se cuidan más; por lo general llevan una vida más sana que a los 20 años, así que el control de la dieta y los hábitos de vida son saludables y no interfieren, sino que optimizan, las posibilidades de embarazo.

 

Lo que debes saber:

Un embarazo en edades más tardías necesitará más cuidados y controles que el de una mujer más joven.  En primer lugar, es esencial que la mujer mantenga unos hábitos de vida saludables: hacer ejercicio físico, comer frutas y verduras, no beber alcohol ni fumar, etc.

 

Es importante seguir todas las recomendaciones del médico, controlar el peso, la tensión y acudir a los controles de forma rutinaria.

 

Son varias las patologías que pueden aparecer con mayor frecuencia a medida que aumenta la edad de la madre, como es el caso de la hipertensión y la diabetes, sobre todo en mujeres con sobrepeso u obesidad.

 

Por otra parte, las tasas de aborto y parto prematuro también son mayores en madres mayores de 40 años.

 

Lo importante siempre es estar bien informado, la mejor guía es la de tu especialista, hoy día con todos los avances de tratamientos entre otros, las mujeres se preocupan cada vez menos por los riesgos, se cuidan más y toman las medidas requeridas.  Rodéate de esos testimonios positivos de embarazos que fueron totalmente normales y con bebés muy sanos, siempre de la mano del experto tú médico.  

 

Editores PP

Ir a Arriba